Antropología musical

Cuando pensamos en la música pensamos en sonidos y armonías que generan sentimientos. En el vuelo inmaterial de las notas que llenan el espacio durante un tiempo indeterminado, que entran en contacto con la esencia misma de cada uno de nosotros, con lo invisible de nuestro ser que hace reaccionar a lo visible. Cuantas veces no hemos llorado o se nos han puesto los pelos de punta con una nota, una melodía, una canción, un disco. Reflejos físicos de la esencia más profunda del alma.


La música es eso y mucho más, porque la música es un arte que se genera a través de lo físico. Instrumentos. El ser humano ha construido instrumentos a lo largo de la historia para generar sonidos que conectasen con nuestro yo más íntimo. De esta manera y casi sin saberlo, se generaba un círculo virtuoso entro lo material y lo inmaterial, entre lo físico y lo espiritual. Instrumentos generan sonidos que generan reacciones físicas que nos impulsan a seguir creando instrumentos, y así hasta nuestros días.

Si una cosa hemos aprendido en Niebla es que las personas que elegimos para nuestros vídeo reportajes siempre tienen mucho más que exponer y enseñar de lo que considerábamos en principio. Y es que abruma, aún a sabiendas de que Pablo Canalís es un gran coleccionista y conocedor de los instrumentos del mundo, ver la cantidad de instrumentos imaginables e inimaginables (alrededor de la centena) escrupulosamente ordenados al que ya necesita dedicar un espacio grande de su casa, que no deja de engordar. Instrumentos de todas partes del mundo, de todo tipo de culturas, antropología musical, historia de lo que somos y hemos sido, porque como Marlow decía en El corazón de las tinieblas de Joseph Conrad, “(…) también éste ha sido uno de los lugares oscuros de la tierra.”

Pablo se inició en la música hace aproximadamente 20 años, incapaz de imaginar la deriva que su pasión terminaría tomando. Comenzó tocando con amigos el bajo en grupos de rock y metal y a partir de ahí, sus ganas de aprender y desarrollarse le llevaron a sumergirse primero en otros estilos, para posteriormente y poco a poco adentrarse en el conocimiento de los diferentes instrumentos del mundo, sus sonidos e historia. Durante estos años ha acumulado una gran cantidad de instrumentos y conocimientos sobre ellos, que a día de hoy se dedica a compartir en colegios, exposiciones y muestras de todo tipo, sin dejar de lado su faceta de compositor y músico.

En una fría y ventosa tarde invernal, bajo una tenue luz nos muestra y toca con escrupuloso cuidado una pequeña parte de los instrumentos de su colección. Cada uno tiene una historia detrás. Cómo se consiguió, de dónde procede, cómo suena, en qué y para qué se utilizaba. Todos ellos generan un sonido cargado de misticismo, un sonido antiguo que conecta con nuestras raíces más profundas. Instrumentos que abarcan periodos de tiempo tan amplios como la propia edad del hombre, con fines y usos dispares y antagónicos como puedan ser las simples celebraciones o los ritos funerarios y sacrificios.

Pablo se ha convertido en contenedor de una parte fundamental de nuestra historia. Pablo es un coleccionista de historias, instrumentos, sonidos y notas. Pablo es un antropólogo musical y su límite el propio mundo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Música y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s